L'illa dels llibres

‘El ruido de las cosas al caer’ de Juan Gabriel Vásquez

L’escriptor colombià va aconseguir amb aquesta novel•la el Premio Alfaguara de Novela 2011.

Juan Gabriel Vásquez  es va inspirar en la notícia apareguda en un diari l’any 2009 sobre la fuga d’un hipopòtam del zoologic de Pablo Escobar, el narcotraficant colombià.

‘El primero de los hipopótamos, un macho del color de las perlas negras y tonelada y media de peso, cayó muerto a mediados de 2009. Había escapado dos años atrás del antiguo zoológico de Pablo Escobar en el valle del Magdalena, y en ese tiempo de libertad había destruido cultivos, invadido abrevaderos, atemorizado a los pescadores y llegado a atacar a los sementales de una hacienda ganadera.
Los francotiradores que lo alcanzaron le dispararon un tiro a la cabeza y otro al corazón (con balas de calibre .375, pues la piel de un hipopótamo es gruesa); posaron con el cuerpo muerto, la gran mole oscura y rugosa, un meteorito recién caído; y allí, frente a las primeras cámaras y los curiosos, debajo de una ceiba que los protegía del sol violento, explicaron que el peso del animal no iba a permitirles transportarlo entero, y de inmediato comenzaron a descuartizarlo.
Yo estaba en mi apartamento de Bogotá, unos doscientos cincuenta kilómetros al sur, cuando vi la imagen por primera vez, impresa a media página en una revista importante.’

El narcotràfic colombià és un dels punts que tracta la novel•la.  Juan Gabriel Vásquez ho fa d’una manera que enganxa al lector al crear  una història protagonitzada per Antonio Yammara i Ricardo Laverde, dues persones que des de diferents punts de vista viuran a le seves pròpies carns la guerra del narcotràfic.


‘No hablo de la violencia de cuchilladas baratas y tiros perdidos, de cuentas que se saldan entre traficantes de poca monta, sino la que trasciende los pequeños resentimientos y las pequeñas venganzas de la gente pequeña, la violencia cuyos actores son colectivos y se escriben con mayúscula: el Estado, el Cartel, el Ejército, el Frente. Los bogotanos nos habíamos acostumbrado a ella, en parte porque sus imágenes nos llegaban con portentosa regularidad desde los noticieros y los periódicos; ese día, las imágenes del más reciente atentado habían empezado a entrar, en forma de boletín de última hora, por la pantalla del televisor’.

Antonio Yamara coneix l’any 1995 a Ricardo Laverde, un personatge que ha estat a la presó durant vint anys. Es conèixen en uns billars i entre els dos començarà una certa amistat. Yamara és professor universitari de Dret i de Laverde en saben ben poques coses, entre elles que va ser pilot i que amaga alguna cosa del seu passat. A mida que avança la novel•la en sabrem més coses del passat de Laverde i també de les pors i pensaments d’Antonio Yamara.

 

 ‘Todo en él parecía cansado. Una tarde, después de que Laverde se hubiera ido, alguno de sus compañeros de juego (un hombre de su misma edad pero que se movía mejor, que respiraba mejor, que sin duda está vivo todavía y quizás incluso esté leyendo estas memorias) me reveló la razón sin que yo le hubiera preguntado nada.
«Es por la cárcel», me dijo, enseñándome al hablar un destello breve de diente de oro.
«La cárcel cansa a la gente.»
«¿Estuvo preso?»
«Acaba de salir. Estuvo como veinte años, eso es lo que dicen.»’

Antonio Yamara vol saber-ne més de Ricardo Laverde i quin secret amaga del seu passat. Aquesta obsessió es fa encara més gran el dia que Laverde és assassinats a trets.
El ruido de las cosas al caer també narra la història de dos amors viscuts intensament i també tràgicament entre els protagonistes i les seves respectives parelles.

Juan Gabriel Vásquez, viu actualment a Barcelona i ha publicat les novel•les (1997), ‘Alina suplicante’ (1999), ‘ Los amantes de Todos los Santos ‘(2001), ‘Los informantes’ (2004) ‘Història secreta de Costaguana’ (2007) i ‘El arte de la distorsión’ (2009) Els seus llibres estan traduïts a catorze llengües.

 

El ruido de las cosas al caer.
Juan Gabriel Vásquez.
Editorial Alfaguara.
250 pàgines.

Podeu llegir el primer capítol en aquest enllaç.

Exit mobile version